La guía definitiva sobre prefabricados en concreto: Qué son, porqué son tan útiles y cómo conseguir los mejores.

Este ebook tiene como finalidad dar a  conocer la historia, usos, estándares de elaboración y propiedades de los prefabricados en concreto, para facilitar al lector la selección de un fabricante y garantizar una buena compra.

Introducción.

A medida que la historia del ser humano ha ido avanzando, nuestra especie siempre se las ha ingeniado para llevar a cabo obras arquitectónicas increíbles; las pirámides Giza, el sistema de carreteras de la antigua Roma (la calzada romana) y la muralla china son tan sólo algunos ejemplos de cómo hemos podido construir obras de la nada y que, a los ojos del hombre moderno parecían muy difícil de lograr al no contar con todas las herramientas y ventajas como las que tenemos hoy en día.

Y es que, con el paso de los siglos, hemos ido encontrando nuevas y mejores maneras de desarrollar un proyecto arquitectónico, buscando siempre ahorrar tiempo y dinero. Precisamente en esta búsqueda fue que se crearon y popularizaron los prefabricados en concreto.

Fue el jardinero francés Joseph Monier, quien a finales de la década de 1860 patentó por primera vez algunos modelos en concreto armados para ser utilizados en horticultura, hecho por el  hoy en día es recordado como el creador del concreto armado. 

Gracias a estos primeros pasos, se comenzaron a desarrollar muchas otras piezas de concreto prefabricado, ganando mucha popularidad a nivel mundial, implementándose también con el paso de los años  la producción en serie, pero para principios del siglos XX, las piezas no destacaban por una gran variedad, y no daban cabida a obras arquitectónicas con formas muy variadas, de allí que muchos edificios y otras estructuras de la época tengan una apariencia uniforme y monótona, también viéndose limitado el número de pisos que se podían construir debido a la resistencia máxima de las piezas. 

Esto seguiría así hasta finales del siglo XX donde surgieron los primeros prefabricados tal y como los conocemos hoy en día. En la actualidad resulta difícil imaginar llevar a cabo una construcción sin implementar elementos prefabricados, ya que facilitan el trabajo enormemente y disminuyen los costos. 

Qué son los prefabricados en concreto.

En la actualidad se le conoce como prefabricados en concreto a aquellas piezas utilizadas como material de construcción que se obtienen mediante la fabricación en serie, que consta proceso de mezclado, vaciado y curado, dónde se consiguen piezas que se caracterizan por su resistencia a la compresión y a la corrosión, así como por su adherencia y acabado de calidad.

Actualmente se pueden conseguir modelos prefabricados en concreto que van desde losetas y macetas decorativas, hasta vigas y tubos de concreto armado. En este sentido los prefabricados en concreto se pueden clasificar en dos grandes grupos, estructurales y no estructurales:

Estructurales

Las piezas prefabricadas en concreto estructurales son todas aquellas que, tal como su nombre lo indica, cumplen la función estructural dentro de una construcción, estas incluyen piezas como columnas, vigas, viguetas, columnas, losas, paneles portantes, entre otros. Naturalmente, este tipo de piezas prefabricadas se caracterizan por su resistencia y durabilidad, y se es cuidadoso con su fabricación y manejo, ya de estas depende también la durabilidad de una estructura. Las piezas estructurales suelen ser reforzadas.

No estructurales o arquitectónicas. 

Son todas aquellas que no cumplen una función estructural dentro de la obra, que puede abarcar desde paneles, coberturas de columnas, bloques decorativos, macetas, entre otros. Así mismo, estos pueden ser reforzados o no reforzados, dependiendo de la necesidad del cliente y del tipo de pieza.

Clasificación según su peso, resistencia y humedad.

Las piezas prefabricadas en concreto también se pueden clasificar según su peso, su resistencia a la compresión y control de humedad. La NTC 4026 nos plantea la siguiente división sobre bloques y ladrillos para usos en mampostería:

Por su peso (densidad)

  • De peso liviano, con una densidad de menos de 1 680 kg/m3
  • De peso mediano, con una densidad entre 1 680 kg/m3 y menos de 2 000 kg/m3
  • De peso normal, con una densidad de 2 000 kg/m3 o más.

Resistencia

  • Resistencia Baja
  • Resistencia Alta 

Humedad

  • Con control de humedad
    • Alta, Intermedia y Baja
  • Sin control de humedad.

Fabricación. 

En Colombia, la fabricación de bloques y demás piezas prefabricadas en concreto, están reguladas por la ya mencionada NTC (Norma Técnica Colombiana, por sus siglas), que busca tanto proteger al consumidor, como ofrecer a los fabricantes una guía clara de los procesos, materiales y normativas bajo las que se deben crear los prefabricados.

Lo primero es la selección de materiales, que según la NTC la composición de los prefabricados en concreto consta de tres elementos base primordiales: cemento, agua (NTC 3459) y agregados minerales. Sin embargo durante su fabricación también se puede agregar otros elementos como aditivos químicos y colorantes que no dañen la fórmula (los estipulados en las NTC 4018/NTC 3493 y la NTC 3760 respectivamente)

Una vez seleccionado los materiales indicados se procede al proceso de mezclado y posterior vaciado en moldes, donde las piezas esperarán hasta que estén listas para ser manipuladas sin dañar su integridad, para ser puestas en cámaras de curado dónde conseguirán la resistencia indicada.

Finalmente y como parte necesaria dentro del proceso de fabricación y venta de prefabricados en concreto está el muestreo y el ensayo. El comprador, o en su defecto su representante, debe tomar unidades correspondientes a cada lote de su pedido, para posteriormente ser sometidos a diferentes test que comprueben las características que el concreto prefabricado debería de tener. 

Se estima que por cada 10.000 piezas se debe tomar 6 piezas de muestra. Dentro de este proceso se comprueba el rango de carga de cada una de las piezas, para asegurarse de que corresponda a lo estipulado en la NTC.

Qué se debe tener en cuenta a la hora de comprarlos.

Uso del material indicado.

Antes de comprar cualquier prefabricado en concreto es vital asegurarse de que estos fueron fabricados con los materiales estipulados dentro de la NTC. Es importante recordar que el uso de materiales poco óptimos para la fabricación de piezas de concreto puede afectar por completo su composición, haciéndolas propensas a la corrosión, pigmentación y ser menos resistentes, siendo esto muy grave, ya que puede comprometer la integridad de una estructura.

Proceso de curado

Así como la selección de los materiales adecuados, el proceso de curado juega un papel vital en la creación de prefabricados en concreto, ya que es durante este periodo que las piezas ganarán su característica resistencia. 

Por este motivo, antes de realizar una compra, se debe saber si el proceso de curado fue realizado bajo los estándares de humedad y temperatura adecuados, además de haberse tomado en cuenta la exposición a agentes naturales como el viento o la lluvia, e  incluso el clima del lugar donde fueron fabricadas las piezas.

Buen manejo.

El almacenamiento, manejo y transporte de las piezas es igual de importante que los puntos anteriores, ya que si se realizan de manera incorrecta pueden llegar a dañar parte de un lote. Al igual que en el curado, no se debe almacenar las piezas en un lugar con un exceso de humedad que pueda llegar a dañarlas, también, se deben manejar con cuidado para evitar que las piezas lleguen maltratadas o con fisuras a manos del cliente.

De igual manera, en el transporte también se debe tener cuidado, ya que allí se puede llegar a perjudicar algunas de las piezas; la NTC indica que si el 5% del lote llega a la obra deteriorado (no con simples fisuras superficiales, sino con severo daño) el comprador está en todo su derecho de dictar al fabricante que responda por la parte dañada.

Motivos para utilizarlos.

Resistencia y durabilidad

Uno de los primeros motivos por los cuales se utilizan los prefabricados en concreto es por su durabilidad y resistencia. Las piezas fabricadas bajo altos estándares de calidad resisten sin ningún problema las cargas para las que fueron diseñadas, sin verse afectadas por ellas ni por el paso del tiempo, así mismo, resisten perfectamente la exposición a elementos naturales como el sol, la lluvia y similares, viéndose nada afectados, ni estructural y estéticamente. 

Este hecho hace que el uso de prefabricados en concreto sea ideal para mantener el precios de una propiedad a lo largo del tiempo, ya que la misma no se ve afectada por el paso de este.

Versatilidad

Los prefabricados no se limitan a construcción de viviendas y edificios, sino que estos son utilizados en la construcción de puentes, estacionamientos, infraestructura de servicios públicos, acueductos y muchos otros más; así que cualquiera que sea el proyecto que esté desarrollando, los prefabricados serán su mejor aliado. 

Así mismo, si se trata de diseño, los prefabricados en concreto también le ofrecen gran variedad. Por ejemplo, los bloques de concreto decorativos pueden venir en diferentes diseños, estilos, colores y acabados, dependiendo de los gustos del comprador.  

Bajo costo de mantenimiento.

Por otra parte, al ser el concreto un material tan resistente, el costo por su mantenimiento es muy bajo, si se le compara con otros materiales. Las inspecciones, por ejemplo, deben realizarse esporádicamente, se recomienda que cada cinco años un profesional realice una inspección en busca de grietas, fisuras y humedad. 

Por otra parte, su limpieza es bastante simple, ya que de por sí elementos como la lluvia y el viento se encargan de eliminar partículas no deseadas de la superficie del concreto, y con el uso de agua o vapor a presión es más que suficiente para dejar las piezas de concretos como nuevas; sin embargo, es necesario utilizar agua de no contenga sedimentos que se puedan convertir en carbonato de calcio, ya que este mancha al concreto, así mismo, hay que controlar la humedad al momento de limpiar con agua, para evitar el exceso de la misma.

Disminuye el tiempo de ejecución de la obra

La utilización de prefabricados en concreto permite agilizar los tiempos de la obra, al reducir enormemente el número de actividades que se deben realizar, debido a su fácil y rápida instalación, que no requiere de gran esfuerzo o muchos equipos.

Ecológico

La elaboración de prefabricados en concreto es, en la mayoría de los casos sostenible, ya que se utilizan los recursos de manera inteligente, respetando al medio ambiente. La energía que se utiliza al fabricar concreto no genera un gran impacto; así mismo, se trata de un material reutilizable, por lo cual no se genera mucho desperdicio, lo que sucede también con el agua, que es reutilizada en la fabricación. 

Así mismo, los elementos necesarios para su fabricación, como pudo ver anteriormente son el agua, arena, grava y cemento, materiales que pueden ser extraídos de la naturaleza sin causar un impacto irreversible.

Finalmente, los paneles y bloques son conocidos por su capacidad para absorber el calor, y regular la temperatura, absorbiendo calor durante el día y liberándolo durante la noche, ayudando así a regular la temperatura interior de un recinto, reduciendo los costos de climatización. Un efecto parecido ocurre en lugares con bajas temperaturas, ayudando el concreto a mantener en calor.

Asequible

Finalmente, los prefabricados en concreto se caracterizan por ser de los materiales más asequibles y rentables que se pueden conseguir a la hora de construir, debido a su bajo costo al ser producidos en serie. Así mismo, al tratarse de un material tan fácil de manejar, no es necesario contratar mucha mano de obra para su instalación, unas cuantas personas con experiencia en el área serán suficientes para instalarlos.

En METROBLOCK, tenemos más de 30 años de experiencia en el área, y hemos ayudado a construir decenas de proyectos en toda Colombia. Si usted desea conseguir los prefabricados en concreto de la mejor calidad, le invitamos a que conozca el catálogo en nuestra página web, dónde encontrará los productos con acabados de la más alta calidad y que se adaptan a cualquier tipo de proyecto. 

Conclusión.

Luego de haber realizado todo este recorrido son evidentes los motivos por los que los prefabricados en concreto son, y seguirán siendo, uno de los elementos indispensables en el mundo de la construcción, debido a los múltiples beneficios y ventajas que estos ofrecen. Así mismo, le resultará ahora más fácil realizar una compra con mayor seguridad al conocer estos datos indispensables sobre las piezas de concreto.

Escrito por José Luis Gutiérrez (Ingeniero Industrial con Magister en Marketing, Posgrado en Inbound Marketing).

Temas relacionados: